El hombrecito del semáforo

Ayer, que entre paréntesis fue un dia bastante freak, mientras vagaba por la red, me encontré con un pequeño artículo acerca de un personaje que es parte de la cultura popular en Alemania: el Ampelmännchen, o, literalmente, el hombrecito del semáforo, en alemán. Esta era la señalética de tránsito característica de Alemania Oriental. Y pese a que ese régimen me resulta particularmente repulsivo (claramente no podria admirar a Erich Hönecker), investigué un poco de la historia del monito en cuestión, ya que lo encontré bastante simpático.
La historia es simple: un diseño para señalética creado con la idea de ser amigable para la gente (y vaya que lo es, con sus piernitas cortas y su sombrerito), que protagonizaría un programa de cultura de transito, el Verkehrskompaß, y que estuviera en peligro de desaparecer con la reunificación alemana (lo que hubiera sido bastante contraproducente en un proceso a todas luces positivo, dada la derrota final del marxismo alemán). Pero a tal punto llegó la identificación del personaje con la gente, que surgió ante las voces de la desaparición, un “Comité de defensa del Ampelmännchen”, que logró mantenerlo con vida hasta hoy. Incluso se han llegado a vender souvenirs con el personaje (si alguien viaja a Alemania y me trae uno, claramente me caeria mejor aun), su uso como señalética se ha ampliado incluso a sectores de la antigua Alemania Occidental (como Saarbrücken) y llegó a crearse una versión femenina, la Ampelmädchen, o mujercita del semáforo.
Una señalética que cobró relevancia propia, en medio de un movimiento como la Ostalgie (un poco absurda, pero con este simpático monito como mascota), y una pequeña demostración de que tan sesgado no soy.
Además, aprovecho este liviano posteo para dejar a vuestra disposición un tema que es de todo mi gusto, desde que lo escuché. No es alemán, sino que representó victoriosamente a Brasil en el Festival de la OTI 1972. Se llama “Diálogo” y sean ustedes mismos los jueces de su calidad.
About these ads

Acerca de rodrigoflorestoro

Un abnegado trabajador del Derecho que lucha por escribir mientras el tiempo le cunda, de todo un poco: política, deportes, cultura, historia... una ensalada de temas con una vision muy particular.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s